samsung-galaxy-s6-edge

El nuevo Samsung Galaxy S6 Edge, buque insignia de Samsung, analizado a fondo

Samsung no podía permitirse otro año con un terminal continuista tras la poca repercusión de su Galaxy S5, y no ha tardado en ofrecer un modelo que podemos considerar como bastante rompedor con la línea que había seguido el fabricante coreano hasta ahora.

El Samsung Galaxy S6 llega en dos versiones, de las que nosotros vamos a analizar en este post la más espectacular y diferenciadora: el Samsung Galaxy S6 Edge.

 

¿Cómo es el nuevo Samsung Galaxy S6 Edge?

 

SM-G925IZDATCE-625537-0

Clic para comprar en Amazon

 

Este smartphone supone una revolución absoluta en términos de diseño. Hay que olvidarse del plástico que ha caracterizado a las 5 generaciones anteriores del Galaxy S y debemos dar la bienvenida a un acabado premium basado en el uso de cristal con protección Gorila Glass 4 y marco de aluminio. Y hay que ver qué bien le sienta. Aunque en términos de diseño hay un factor subjetivo importante. Para mi este Samsung Galaxy 6 Edge es el modelo de Samsung que mejor queda. Es cómodo, manejable, muy ligero, pues solo pesa 130 gramos, y ofrece un grosor de tan solo 7 mm. La curva de la pantalla ayuda a transmitir esa sensación de ser un terminal realmente delgado.

Pese al uso del cristal en la parte trasera, el Samsung  Galaxy S6 Edge no es un terminal especialmente resbaladizo y aunque se dejarán huellas frecuentemente no es algo de lo que alarmarse. La elección de este acabado de más calidad tiene consecuencias muy importantes para Samsung. De entrada, el usar un cuerpo de una sola pieza hace que Samsung haya dejado atrás su carcasa trasera por lo que no hay posibilidad de ofrecer una batería extraíble. Tampoco Samsung nos permite ampliar la memoria interna de 32, 64 o 128 GB, a través de tarjetas micro SD. Y por último, está por ver si la protección Gorila Glass 4 es capaz de hacer olvidar la robusted del plástico que siempre ha dado a los Galaxy S una resistencia considerable a las caídas o los golpes.

 

¿Cómo es su diseño?

A nivel de diseño debes saber que el color anunciado por Samsung no tiene mucho que ver en el día a día con el que podrás apreciar. Algunos modelos se anuncian como negros pero la mayoría del tiempo los verás como azul marino debido a que es un cristal que cambia de tonalidad en función de cómo incida la luz. También debes saber que la cámara sobresale bastante de la parte trasera, aunque, al estar centrada, ni molesta ni hace bailar en exceso al Samsung Galaxy S6 Edge cuando lo tenemos colocado sobre la mesa boca abajo.

 

galaxy-edge

Clic para comprar en Amazon

 

En el diseño destaca el botón de inicio que tiene dos funciones que nos han conquistado. Por un lado con un doble clic se accede a la cámara incluso con el terminal bloqueado y por otro lado ahí se ha integrado el sensor de huellas, el cual ahora funciona realmente bien. Aunque el paso a metal y cristal en el acabado Galaxy S6 ha hecho mucho por mejorar su diseño. Es sin duda la curva lo que le da la personalidad única al modelo Edge. El panel Super Amoled de 5,1” se dobla al final en ambos laterales para ofrecer un diseño único.

 

Una pantalla de calidad

A nivel de calidad de la pantalla nada que objetar al panel Super Amoled. La tecnología ha madurado lo suficiente para poder disfrutarla sin más. A destacar el contraste y negros absolutos. Los excelentes ángulos de visión y la densidad de píxeles.

En sus 5,1” tenemos una resolución de 1440×2560 pixeles que nos dan una densidad que roza los 600 ppp. O dicho de otra forma, nitidez absoluta en vídeos imágenes y textos.

Share this Post!

About the Author : losmejoresgadgets

0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.